domingo, 25 de septiembre de 2011

La causa

De tanto
inventarte
sos sueños
intensos
dormidos
ojos ciegos
que miro
boca
sin besos
manos
sin tacto
alma
en vacío 
ímpetu
que penetra
dentro mío
goce perdido
mar embravecido
que me desborda
y me encausa
grito contenido.

Gladys Goldszteyn

2 comentarios:

LA NOVIA dijo...

Una causa sin consecuwencias, podría decirse...

Bello, simple y muy profundo...

Saludos

(te encontré en el face de Daniel!!!)

G.G.Y.G dijo...

Mucho gusto Novia, suelo escribir simple. Agradezco mucho tu comentario. Daniel ha sido mi cordinador en su taller de escritura, de su mano comenzó este blog, como quién dice.
Gracias nuevamente un abrazo!