jueves, 18 de noviembre de 2010

Angeles de amor

Y fue bello.

Despertarlos, removerles,

los sentimientos dormidos.

Ilusionarlos como a niños.

Dormirlos entre bambalinas,

abrazados a la almohada
del mañana.

Verlos soñar desatinos

Y no tanto…

Pero hay destinos.

Que ya están marcados…

Y yo que soy el vuestro

Juego con ello...


Gladys Goldszteyn.

2 comentarios:

GaMyr dijo...

El amor... cuanta poesia nos genera

G.G.Y.G dijo...

Es el mejor disparador, para escribir cosas, bellas y tambièn dolorosas. Toda clases de historias que generan los sentimientos.