miércoles, 14 de septiembre de 2011

Desvelo

Mi propio perfume en la almohada, me trajo este desvelo. Oigo todos los relojes de la casa al unísono, suenan como una música monótona y el tiempo no para. Amanecerá y estaré cansada de escribir sin haber dormido. Me rencontraré conmigo misma después de algún tiempo perdido; me estaba extrañando el alma que parecía dormida. La mente no para, pienso y no duermo, brotan las ideas, se ramifican. Suena el silencio de la calle que entra por la ventana, el silencio del cielo que titila en la inmensidad del alba. Las luces de la calle perplejas esperan que amanezca para irse a dormir y apagar su fogata. Noche en vigilia, luna encantada, semáforo en rojo, parto hacia la nada. Recuerdos, recuerdos desvanecidos, se pierden entre obligados olvidos.
Gladys Goldszteyn

4 comentarios:

GaMyr dijo...

Muy bello Gladys,ha sido un insomnio inspirador. Te felicito.

G.G.Y.G dijo...

Hola Gabucha tanto tiempo, si andube sin inspiración un buen tiempo. Fué productivo al fin no dormir jaja. Gracias besitos!

laura Galansky dijo...

Me gusto, ahora entiendo porque estas tan cansada!!!!

G.G.Y.G dijo...

Anoche no dormí Laura, pero me dediqué a escribir. Viste que chica sana jajaj.