viernes, 1 de julio de 2011

Desde el corazón

No sé pedir, me dijeron que debo de aprender.
Voy a ponerlo en práctica.
Comienzo con vos, me dijeron que vale la pena.
QUEREME, QUEREME CONTIGO!

Gladys Goldszteyn.



2 comentarios:

danielnaj dijo...

Aprender a pedir nos enseña que no todo lo podemos y que el otro está ahí cuando necesitamos de él.

G.G.Y.G dijo...

Totalmente cierto. Pedir amor es otro cantar...