sábado, 25 de septiembre de 2010

De madrugada

No puedo regalarte un poema encantado. La vida es un verso de bondad y dolor. Trasnochadas y desveladas letras vienen y corren por mis dedos. Ordenador hueco te domesticarè. Dibujaràs con sentimiento las palabras, yo te enseñarè. En esta madrugada gastando horas vanas robadas al sueño, pienso. Donde quedò la ingenua risa, la juventud vivida de prisa, los besos robados sin malicia, la antigua y lejana costumbre de las caricias. En este entorno hostil que desquicia, me procurarè unas delicias, nadie me asfixia. Y quiero renacer. Escucho a mi corazòn de paloma. Me pide que vuele. Y que jamàs me deje vencer.

Gladys Goldszteyn.

4 comentarios:

Dany Najnsztejn dijo...

"La vida es un verso de bondad y dolor".
Una frase que me impacto. Desgarrante y delicioso. Escuchemos a ese corazón de paloma, volemos, y jamas nos dejemos vencer.

G.G.Y.G dijo...

La vida es un gran verso de momentos buenos y dolorosos. Pero por encima que prevalesca escuchar al corazòn y no tanto a la mente. Pues ella es muy calculadora y entorpece nuestro vuelo.

GaMyr dijo...

Muy lindo Gladys, lleno de sentimiento. Te felicito

G.G.Y.G dijo...

Gracias apreciada compañera Gaby. Como siempre volcando los sentimientos en las palabras. Es preciso escribir desde el alma. Un abrazo.